728x90 AdSpace

Latest News
17 mar. 2009

Meditando con los arcanos mayores: El Diablo

En esta ocasión te contamos cuando elegir al Arcano El Diablo, para meditar con el tarot, el ambiente, los materiales, el ritual y todos los pasos necesarios para la meditación.

Si tu vida se ha puesto ingobernable y necesitas enfrentar las ataduras y miedos que frenan tu felicidad elije EL DIABLO (Arcano XV).
Si te sientes atrapado en el “no puedo”.
Si tu lema es”no lo sé”.
Si estás atado a personas o sustancias que lastiman tu vida.
Si te sientes preso pero no te animas a romper tus ataduras.
Ten en cuenta que la ignorancia de las cosas más valiosas nos impulsa a encerrarnos y dejarnos dominar por los temores.
Entonces, es bueno que convoques al Arcano EL DIABLO.
Tarea para los tres días previos a la primera meditación Separa la carta y guarda prolijamente el resto del mazo.
Obsérvala con cuidado memorizando cada unos de sus detalles.
¿Qué sientes observando esta escena?
¿Temor; repulsión, angustia?
¿Te identificas con alguno de los personajes? ¿Con cual de ellos?
¿Sientes que puedes liberarte?
Lleva la carta contigo durante el día y por la noche guárdala bajo tu almohada y duerme sobre ella incorporando su energía.

Prepara una bolsita de tela y vuelca en ella siete puñados de sal gorda y siete gotas de Aceite Esencial de Ruda. Mezcla bien. Déjala reposar un día hasta que todo se mezcle y perfume.
A partir de allí utiliza esta sal para tus baños de purificación.
Renueva el contenido de la bolsita cada vez que sea necesario
Cada noche, completa la bañera con agua tibia y vuelca en ella un puñado de la sal preparada con Aceite Esencial de Ruda.
Sumérgete durante un buen rato y cuando te levantes frota todo tu cuerpo con Jabón de Ruda, dúchate y al final sacude todo tu cuerpo para descargarte de las malas vibras.
En caso de que no tengas bañera, prepara un cazo grande con agua tibia, vuelca la sal y al final de tu baño cotidiano vuélcalo sobre tu cuerpo desde la cabeza hacia abajo. Enjuaga y sacúdete.

Prepara el ambiente para tu meditación

Lo ideal es que comiences el PRIMER DIA de la LUNA en CUARTO MENGUANTE y realices las meditaciones un mínimo de 7 días (o una cantidad de días múltiples de siete).
Dispone de por lo menos 30 a 60 minutos de tu día en los que puedas estar en soledad y paz. Desconecta el teléfono y el móvil.
Realiza tu baño de purificación como te cuento más arriba.
Elije el lugar donde realizarás la meditación y:
Selecciona tres bellas rosas rojas. Forma un ramo con ellas y átalas con un lazo rojo con el que harás 3 nudos. Al cerrar cada uno repite el motivo del ritual o el nombre de la persona de quien quieres desprenderte.
Colócalas en un vaso con agua limpia que renovarás cada día, antes de practicar la meditación
Luego, coloca un vaso o bol de vidrio transparente muy limpio lleno de agua.
En un Incensario Cáliz enciende un Incienso Conos SATYA SAI BABA incienso o sándalo.
Prepara una tres velas de miel en sus portas velas y enciéndelas también.
Coloca el agua a tu derecha y los fuegos y aromas a tu izquierda.
El Arcano de EL DIABLO, en un lugar donde puedas verlo con comodidad.
Una silla cómoda.
Música suave que te agrade.
Siéntate. Acomoda tu cuerpo en la silla.
La espalda recta, las piernas y los pies juntos y descalzos apoyados en el piso.
Con un postura relajada y atenta.
Fija la mirada en EL DIABLO, mientras inspiras aire por la nariz y lo visualizas ingresando a tu cuerpo en forma de luz azul. (Paz)

Cuenta lentamente….1…..2……3…..4….

Exhala el aire por la boca más lento aún, viendo como sale de tu cuerpo en forma de luz roja. (Odios)

Cuenta lentamente….1….2….3….4…5….6…7…8….

Repite por lo menos tres veces.

Comienzas a sentir que tu cuerpo se relaja, pesas en la silla y cierras los ojos.
Es posible que imágenes se mezclen en tu cabeza y aparezcan los pensamientos desordenados. Aléjalos de ti y concentra tu atención en Los Enamorados.
Triste de aquel que carga con culpas que no puede o no sabe perdonarse.
Entras a la carta. Una luz mortecina de color índigo acrecienta la sensación de opresión que te rodea.
Casi no puedes respirar.
Poco a poco te acostumbras a la penumbra y ves el enorme salón donde te encuentras.
Pesados terciopelos negros cubren las paredes.
Pequeñas teas humeantes dan una pobre luz sobre las cadenas y elementos de castigo que cuelgan de las paredes.
Quieres gritar y no te sale la voz. Tratas de escapar pero estás fijado al suelo.
Dos figuras casi humanas están atadas a una piedra con una cuerda muy sólida y encima de la piedra una figura aterradora se muestra de pronto ante ti.
Es Lucifer mismo que desde la altura te mira con desagrado.
Levanta su mano derecha y con un gesto imperioso te indica que te detengas.
Te sobrepones al horror y abres tus manos.
Una hermosa estrella brota de ellas y te rodea de luz.
La luz del conocimiento está en ti. Sientes que puedes vencer a El Diablo y pones la estrella sobre su cabeza.
La luz lo obliga a retroceder. El Amo de las Tinieblas sólo puede ser vencido por la LUZ.
Y tú tienes LUZ.

Lucifer huye a un rincón alejado al fondo del Tarot.
Te acercas a las personas que siguen prisioneras y las iluminas también.
Gracias a la LUZ ellos perciben que las sogas que los mantienen atados son una mentira.
Son sus propias convicciones, prejuicios y temores los que los han mantenido sujetos en el dolor y la no-evolución.
Poco a poco la confianza en ti mismo reemplaza las malas sensaciones y te iluminas con la estrella tú también mientras repites:

“Soy capaz de destruir con la fuerza de la luz todas las ataduras, adicciones y temores que me impiden ser feliz”….muchas veces.

Observa como cada escena triste de tu vida se refleja en las paredes.
Visualiza en detalle las causas de tanto mal e ilumínalas también.
Modifica todo aquello que necesite ser modificado.
No dejes nada pendiente.
Cuando de verdad sientas que has completado la tarea, busca a Lucifer y dale las gracias por su ayuda.
Al mostrarte la oscuridad dejó brillar el poder de tu luz.
Sal del salón.
Al salir del Arcano vuelves a inspirar y exhalar tres veces muy lentamente.
Comienza a moverte en la silla y a desperezarte.
¿Sientes una gran laxitud?
¿Has superado tus temores?
¿Te sientes descansado y tranquilo?

Abre los ojos.
Descansa unos minutos más.

Deja que el incienso y la vela se consuman totalmente. Cuando todo esté frío, guárdalo en un sobre de papel blanco que tendrás destinado para esto. Guarda todos los restos durante los siete días.
Tira el agua por el retrete -no en otro lugar- y haz correr el agua varias veces.

Ritual de agradecimiento a EL DIABLO

“Es culpable el que esgrime el dedo acusador”

Anónimo

Al terminar tu proceso de meditación con EL DIABLO, puedes si así lo deseas realizar un simple ritual de agradecimiento, que comenzarás a preparar tres días antes de finalizar y que al mismo tiempo te servirá para consagrar un talismán de protección y buena suerte.

Preparación de los elementos

Tres días antes de finalizar este ciclo de meditaciones, toma un pétalo de cada una de las rosas que has puesto en el vaso y colócalos en un frasquito de Agua Bendita y agrega 7 granos de sal gorda.
Déjalo macerar en lugar oscuro.
El día del ritual de agradecimiento date un baño purificador como te cuento más arriba.
Prepara 1 Velón de color índigo o violeta sobre un plato blanco.
Antes de encenderlo, con un alfiler escribe en él tus nombres y apellidos completos y tu fecha de nacimiento.
Enciéndela.
Coloca a la izquierda un bol con agua limpia y a la derecha un hornillo con carbón encendido y un puñado de piedras de incienso.
Consagra una Higa de azabache de la siguiente forma:
Durante las tres noches previas rocía el amuleto con sietes gotas del agua bendita con pétalos de rosas que preparaste antes. Y luego ponla en alguna ventana donde reciba la luz de la luna.
Durante el ritual de gratitud colócala encima del Arcano El Diablo que estará en el centro.
Reza una oración a tu modo y a tu Dios.
Cuando todo se haya consumido, junta todas las cenizas, el resto de las velas apagadas y frías y los pétalos de las siete rosas y el lazo, en el sobre blanco donde fuiste guardando todo durante la meditación, ciérralo. Busca un parque cercano y bajo un árbol, entiérralo.
Desecha el agua del bol en el retrete y haz correr el agua por lo menos tres veces.

Guarda la carta en su sitio con el resto del mazo.

Lleva siempre contigo la Higa de azabache, puede ser al cuello o en contacto con los objetos que son cotidianos e importantes para ti.

Una vez al mes al menos, prepara la sal con Aceite esencial de ruda repite los baños por tres días y la consagración del talismán para recargarte de buena energía.

¡¡¡Te envío Fuerza y Luz!!!!

Autora: vmonicat
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Meditando con los arcanos mayores: El Diablo Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot