728x90 AdSpace

Latest News
8 mar. 2009

Meditando con los arcanos mayores: La Templanza

En esta ocasión te contamos cuando elegir al Arcano La Templanza, para meditar con el tarot. El ambiente, los materiales, el ritual y todos los pasos necesarios para la meditación.Si sientes que buscas armonía y equilibrio interior elije LA TEMPLANZA (Arcano XIV).
Si has perdido la conexión con tu interior.
Si la armonía espiritual que te es indispensable se te ha escapado.
Si los pensamientos negativos dominan a los positivos en tu mente.
Si te sientes demasiado alterado o que pasas de la euforia a la depresión sin razones para ello.
Es bueno que convoques al Arcano LA TEMPLANZA a tu vida.
Tarea para los tres días previos a la primera meditación
Separa la carta y guarda prolijamente el resto del mazo.
Obsérvala con cuidado memorizando cada unos de sus detalles.
¿Qué sientes con esta escena?
¿Te atrae la idea de dejar a La Templanza entrar a tu vida?
Lleva la carta contigo durante el día y por la noche guárdala bajo tu almohada y duerme sobre ella incorporando su energía.
Prepara una bolsita de tela y vuelca en ella tres puñados de sal gorda y siete gotas de Aceite Esencial de Lavanda. Mezcla bien. Déjala reposar un día hasta que todo se mezcle y perfume.

A partir de allí utiliza esta sal para tus baños de purificación.
Renueva el contenido de la bolsita cada vez que sea necesario
Cada noche, completa la bañera con agua tibia y vuelca en ella un puñado de la sal preparada con Aceite Esencial de Lavanda.
Sumérgete durante un buen rato y cuando te levantes, dúchate y al final sacude todo tu cuerpo -imita a los perros cuando se mojan-, para descargar las malas vibras.
En caso de que no tengas bañera, prepara un cazo grande con agua tibia, vuelca la sal y al final de tu baño cotidiano vuélcalo sobre tu cuerpo desde la cabeza hacia abajo. Enjuaga y sacúdete.

Prepara el ambiente para tu meditación


Lo ideal es que comiences el DIA en que la LUNA LLENA va a LUNA NUEVA y que realices las meditaciones un mínimo de 7 días -o una cantidad de días múltiplos de siete-.
Dispone de por lo menos 30 a 60 minutos de tu día en los que puedas estar en soledad y paz. Desconecta el teléfono y el móvil.
Realiza tu baño de purificación como te cuento más arriba.
Elije el lugar donde realizarás la meditación y:
Selecciona tres claveles blancos de buena forma y en plena floración.
Átalos con un lazo blanco.
Colócalos en un vaso con agua limpia que renovarás cada día, antes de practicar la meditación
Luego, coloca un vaso o bol de vidrio transparente muy limpio lleno de agua.
En un Hornillo con carboncillos encendidos enciende unas Piedritas de Incienso Prepara un Velón de color Violeta en una porta velas y enciéndelo también.
Coloca el agua a tu derecha y los fuegos y aromas a tu izquierda.
Una silla cómoda.
Música suave que te agrade.
Siéntate. Acomoda tu cuerpo en la silla.
La espalda recta, las piernas y los pies juntos y descalzos apoyados en el piso.
Con un postura relajada y atenta.
Fija la mirada en LA TEMPLANZA, mientras inspiras aire por la nariz y lo visualizas ingresando a tu cuerpo en forma de luz azul. (Paz)

Cuenta lentamente….1…..2……3…..4….

Exhala el aire por la boca más lento aún, viendo como sale de tu cuerpo en forma de luz roja. (Odios)

Cuenta lentamente….1….2….3….4…5….6…7…8….

Repite por lo menos tres veces.

Comienzas a sentir que tu cuerpo se relaja, pesas en la silla y cierras los ojos.
Es posible que imágenes se mezclen en tu cabeza y aparezcan los pensamientos desordenados. Aléjalos de ti y concentra tu atención en La Templanza.
Vas andando por un sendero luminoso. El atardecer tiñe todo de una luz violeta.
A uno de tus lados hay un lago cristalino que te atrae irresistiblemente.
Te arrodillas y observas tu reflejo en el agua.
De pronto a tu espalda un resplandor intenso te obliga a voltearte para ver que la luz la irradia un ángel.
Se acerca sonriente a ti y mientras pasa de un cántaro a otro de los que trae en sus manos un caudal de agua purísima te transmite su mensaje de paz y serenidad.
A medida que el agua pasa de una jarra a otra tus pensamientos y sentimientos se ordenan calmando tu ansiedad y ayudando que superes tus miedos y preocupaciones.
Observa cada detalle de esta imagen.
Visualiza cada preocupación y cada pensamiento en conflicto como parte de ese líquido que fluye libre del Ying al Yang y del Yang al Ying, cargando sus partículas con el orden universal.
La armonía desciende sobre ti.

El ángel de La Templanza te trae un mensaje:

Busca la armonía en tu yo interior
¿Puedes encontrarla?
¡¡¡BÚSCALA!!!
Cuando sientas que ya está todo en su orden natural, agradece a La Templanza por toda su ayuda y regresa al camino.
Vuelve sobre tus pasos ahora más liviano y tranquilo.
Vuelve a inspirar y exhalar tres veces muy lentamente.
Comienza a moverte en la silla y a desperezarte.
¿Sientes una gran paz?
¿Te sientes descansado y tranquilo?
¿Sientes que tu interior está armónico al fin?
Abre los ojos.
Descansa unos minutos más.
Deja que el incienso y la vela se consuman totalmente. Cuando todo esté frío, guárdalo en un sobre de papel blanco que tendrás destinado para esto. Guarda todos los restos durante los siete días.
Tira el agua por el retrete -no en otro lugar- y haz correr el agua varias veces.

Ritual de agradecimiento a LA TEMPLANZA

“El árbol más fuerte y frondoso vive de lo que tiene debajo.”
Proverbio Chino


Al terminar tu proceso de meditación con LA TEMPLANZA, puedes si así lo deseas realizar un simple ritual de agradecimiento, que comenzarás a preparar tres días antes de finalizar y que al mismo tiempo te servirá para consagrar un talismán de protección y armonización.

Preparación de los elementos

Tres días antes de finalizar este ciclo de meditaciones, toma un pétalo de cada uno de los claveles blancos que has puesto en el vaso y colócalos en un frasquito de Agua Bendita.
Déjalo macerar en lugar oscuro.
El día del ritual de agradecimiento date un baño purificador como te cuento más arriba.
Prepara 1 Vela de Miel y 2 Velas Largas de color Violeta en sus porta velas.
Enciende las tres velas con la misma cerilla.
Coloca a la izquierda un bol con agua limpia y a la derecha un Porta incienso con una Vara de Incienso y 7 gotas de Aceite con aroma a Lavanda.
Consagra una Drusa de Amatista montada en plata de ley rociándolo con nueve gotas del agua bendita con pétalos que preparaste antes.
Pon la carta en lugar central bien visible.
Reza una oración a tu modo y a tu Dios.
Cuando todo se haya consumido, junta todas las cenizas, el resto de las velas apagadas y frías y los pétalos de los claveles, en el sobre blanco donde fuiste guardando todo durante la meditación, ciérralo. Busca un parque cercano y bajo un árbol, entiérralo.
Desecha el agua del bol en el retrete y haz correr el agua por lo menos tres veces.
Guarda la carta en su sitio con el resto del mazo.
Lleva siempre contigo la Drusa de Amatista en contacto con los objetos que son cotidianos e importantes para ti.
Una vez al mes al menos, prepara la sal con Aceite de lavanda repite los baños por tres días y la consagración del talismán para recargarte de buena energía.


¡¡¡Te envío la luz violeta de la transformación y el equilibrio interior!!!

Autora: vmonicat
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Meditando con los arcanos mayores: La Templanza Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot