728x90 AdSpace

Latest News
31 mar. 2009

Meditando con los arcanos mayores: La Luna

En esta ocasión te contamos cuando elegir al Arcano La Luna, para meditar con el tarot. El ambiente, los materiales, el ritual y todos los pasos necesarios para la meditación. Si tienes cambios profundos que realizar trabaja con los sueños para, a través de los sueños conectar con tu yo interior y para ello elije LA LUNA (Arcano XVIII).

Estás atrapado en dependencias espirituales y sentimentales que no puedes reconocer. Niegas verdades y dolores cotidianos. Estás obsesionado con alguien o algo que te lastiman. Si este es tu caso... Consulta al Arcano LA LUNA.

Tarea para los siete días previos a la primera meditación


Separa la carta y guarda prolijamente el resto del mazo. Obsérvala con cuidado y memoriza cada unos de sus detalles. Trata de grabar en tu memoria la imagen de LA LUNA brillando en el cielo y las bestias ladrando a su poder oculto. Sumérgete en lo profundo del lago de tu inconciente y busca la verdad que te niegas.
¿Sientes temor?
¿Te atrae la idea de dejarte guiar por la luz de la madre Luna?

Llévala contigo durante el día y por la noche guárdala bajo tu almohada y duerme sobre ella incorporando su energía. Prepara una bolsita de tela con siete puñados de sal gorda y siete gotas de Aceite esencial de Romero y siete de Aceite esencial de Ruda. Colócala en el alféizar de tu ventana por tres noches consucutivas bajo la luz de la Luna. A partir de allí utiliza esta sal para tus baños de purificación.
Cada noche, completa la bañera con agua tibia y vuelca en ella un puñado de la sal preparada con aceite esenciales. Sumérgete durante un buen rato y cuando te levantes, dúchate y al final sacude todo tu cuerpo (imita a los perros cuando se mojan), para descargar las malas vibras. En caso de que no tengas bañera, prepara un cazo grande con agua tibia, vuelca la sal y al final de tu baño cotidiano vuélcalo sobre tu cuerpo desde la cabeza hacia abajo. Enjuaga y sacúdete.

Prepara el ambiente para tu meditación

Lo ideal es que comiences el PRIMER DIA de la LUNA en NUEVA, y realices las meditaciones un mínimo de 7 días (o una cantidad de días múltiples de siete). Dispone de por lo menos 30 a 60 minutos de tu día en los que puedas estar en soledad y paz. Desconecta el teléfono y el móvil. Realiza tu baño de purificación como te cuento más arriba.

Elije un lugar para realizar la meditación cercano a tu cama y prepara una mesa con:

- Un vaso o bol de vidrio transparente muy limpio lleno de agua a tu derecha.
- Coloca un Incensario con una vara de Incienso a tu izquierda.
- Un platillo con una Vela larga de color violeta y otra de color rojo, también a tu izquierda. Enciéndelos con fósforos de madera.
- Un cuaderno y un lápiz en tu mesilla de noche.
- El Arcano de LA LUNA, en un lugar donde puedas verlo con comodidad.
- Una silla cómoda.
- Música suave que te agrade.

Siéntate. Acomoda tu cuerpo en la silla. La espalda recta, las piernas y los pies juntos y descalzos apoyados en el piso. Con un postura relajada y atenta. Fija la mirada en LA LUNA, mientras inspiras aire por la nariz y lo visualizas ingresando a tu cuerpo en forma de luz azul. (Paz)

Cuenta lentamente….1…..2……3…..4….
Exhala el aire por la boca más lento aún, viendo como sale de tu cuerpo en forma de luz roja. (Odios)
Cuenta lentamente….1….2….3….4…5….6…7…8….
Repite por lo menos tres veces.

Comienzas a sentir que tu cuerpo se relaja, pesas en la silla y cierras los ojos. Es posible que imágenes se mezclen en tu cabeza y aparezcan los pensamientos desordenados. Aléjalos de ti y concentra tu atención en La Luna. Estás en un sendero de color violeta. La noche es clara porque la LUNA crece en el cielo. Estás rodeado de una atmósfera extraña. Te cuesta entender que estás sumergido en tu propio interior. Muchas imágenes vienen a poblar el momento y luchas por apartarlas. No te gusta verlas….pero sabes que son verdades que no quieres comprender.
Fijas los ojos en la Luna que aumeneta progresivamente de tamaño en el cielo brumoso.
Acomódate en la cama a tu gusto y cierra los ojos buscando dormir. Fija en tu mente la imagen del Arcano.

Si durante la noche te despiertas con la seguridad de haber soñado, no pierdas tiempo, apunta tu sueño en el cuaderno que has preparado. Apunta todo con detalles. Si te provoca angustia, hazlo igual. Por la mañana antes de salir de la cama relee lo escrito y si hace falta agrega los detalles que te vengan a la mente. Presta atención durante el día a las señales que aprezcan a tu alrededor. Las claves y respuestas que buscas, están en tu mente. Los sueños son la herramienta para dejarlos salir y poder entender….
La vela y el incienso ya se habrán consumido. Cuando todo esté frío, guárdalo en un sobre de papel blanco que tendrás destinado para esto. Guarda todos los restos durante los siete días. Tira el agua por el retrete (no en otro lugar) y haz correr el agua varias veces.

Ritual de agradecimiento a LA LUNA

Al terminar tu proceso de meditación con LA LUNA, puedes si así lo deseas realizar un simple ritual de agradecimiento, que comenzarás a preparar tres días antes de finalizar y que al mismo tiempo te servirá para consagrar un talismán de protección y buena suerte.

Preparación de los elementos

El día que elijas para realizar el ritual de agradecimiento date un baño purificador como te indico más arriba y pon sobre una mesa:

- 1 Colgante Luna Creciente.
- Incensario con una vara de Incienso
- 1 Velón de color violeta.
- 1 bol de vidrio con agua limpia en el que disolverás tres cucharillas de sal gorda y 3 gotas de Aceite esencial de ruda y tres de aceite de romero.

Enciende el velón y el palo de incienso. Reza una oración a tu modo y a tu Dios. Agradece con AMOR todo lo que has podido perdonar y perdonarte gracias a la intervención de LA LUNA. Antes de descartar el agua en el retrete, moja tus dedos en ella y salpica por tres veces el Colgante de la Luna Creciente. Ya está consagrado. Llévalo siempre contigo.
Cuando todo se haya consumido y enfriado, junta todas las cenizas y el resto de las velas apagadas y frías en el sobre blanco donde fuiste guardando todo durante la meditación, ciérralo. Busca un parque cercano y bajo un árbol, entiérralo. Desecha el agua del bol en el retrete y haz correr el agua por lo menos tres veces. Guarda la carta en su sitio con el resto del mazo.

Nunca nuestra felicidad y nuestra vida dependen de que alguien se mantenga a nuestro lado sin verdaderamente desearlo.

¡¡¡Mucha luz!!!
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Meditando con los arcanos mayores: La Luna Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot