728x90 AdSpace

Latest News
6 mar. 2009

Tarot y Naturaleza

Cuando se habla de los arcanos del Tarot, a menudo se les da el valor de arquetipos primordiales, es decir, se considera a cada uno de ellos como un modelo original vinculado a las cualidades divinas (La Justicia, La Fuerza, La Templanza, la sabiduría de la Sacerdotisa o el Ermitaño...) y también a las leyes de la naturaleza y sus elementos.
Y en base a esas cualidades y leyes, se les atribuye, aparte de otros significados prácticos, un significado universal que permanece inalterable. Por ejemplo, con relación a la Ley o Principio de Polaridad: “Todo es doble, todo tiene dos polos, todo su par de opuestos”, encontramos que los 22 arcanos mayores complementan perfectamente sus fuerzas masculina y femenina, ya que hay diez arcanos masculinos: El Mago, el Emperador, el Papa, el Carro, el Ermitaño, el Colgado, el Diablo, el Sol, el Juicio y el Loco. Y diez arcanos femeninos: La Sacerdotisa, la Emperatriz, la Justicia, la Rueda de la Fortuna, la Fuerza, la Muerte, la Templanza, la Torre, la Estrella y la Luna; más dos arcanos dobles: Los Enamorados, que en su imagen representan la unión del hombre y la mujer, y el arcano del Mundo, que representa la unión global de la materia y el espíritu. La materia, con la imagen de los cuatro elementos representados por los cuatro signos fijos del Zodíaco: León-Leo-Fuego, Águila-Escorpio-Agua, Hombre-Acuario-Aire y Toro-Tauro-Tierra; y el espíritu, representado por la imagen femenina central que simboliza el Anima-Mundi (Alma del Mundo).

Asimismo, la Ley o Principio de Causa y Efecto: “Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa”, también está representada en los arcanos mayores que, conforme a los tirajes y preguntas realizadas, reflejan el karma pendiente (efecto de causas anteriores) y el destino o devenir futuro (causas presentes que tendrán posteriores efectos).

Por otra parte, algunos arcanos muestran explícitamente en su enunciado y su imagen, la relación que les une con las fuerzas de la naturaleza y el universo, como son:

El Mago
Que representa la capacidad del hombre para utilizar los elementos naturales en su propio beneficio. En la imagen de este arcano aparece un hombre de pie frente a una mesa donde hay varios objetos, entre ellos: unas semillas o monedas, relacionadas con el elemento Tierra; un puñal desenfundado, relacionado con el elemento Aire; y un vaso o recipiente cilíndrico, relacionado con el elemento Agua. También el Mago lleva en su mano una vara de poder, relacionada con el elemento Fuego.

La Muerte
Que representa los cambios cíclicos y evolutivos, las transformaciones personales a nivel anímico y las materiales nivel físico, corroborando la tesis filosófica de que la materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. En la imagen de este arcano aparece un esqueleto sosteniendo una guadaña, con la que remueve la tierra y saca al exterior otros restos de huesos humanos. El esqueleto es lo primero que se forma en el hombre y lo último que desaparece tras su muerte, simbolizando en este sentido lo esencial que siempre permanece a través de los cambios necesarios.

La Estrella
Representa la guía que, desde el cielo, muestra a cada uno el mejor camino a seguir, el que más le conviene conforme a su evolución personal. La estrella evoca la espiritualidad, la inmensidad del universo y la continuidad de la vida en otros planos de la existencia, pero sobre todo, la Estrella acompaña y orienta mientras se está sujeto al tiempo y al espacio terrestre, a la vez que infunde la certeza interior de ser una parte más de la Creación, integrada en el perfecto engranaje de los ciclos cósmicos.

La Luna
Representa la síntesis de las cualidades femeninas de la naturaleza, en la línea de pares de opuestos que se complementan. La Luna es el polo negativo y receptivo (pasivo-gestante), representa asimismo la noche, la oscuridad, el frío, el interior, la imaginación creativa, la fuerza inconsciente y los elementos del Agua y la Tierra. La Luna simboliza también el misterioso mundo de las facultades ocultas, de los sueños y de la intuición, facilitando la conexión con los espíritus y el mundo mágico de los seres elementales invisibles al ojo humano.

El Sol
Representa en paralelo con la Luna, la síntesis de las cualidades masculinas de la naturaleza. El Sol es el polo positivo y generador (acción, semilla), es el día, la luz, el calor, el exterior, la voluntad creadora, la fuerza consciente y los elementos del Fuego y el Aire. El Sol simboliza asimismo la energía vital, el poder creador y regenerador, la prosperidad, la actividad, el movimiento y la posibilidad de hacer realidad los ideales, las metas y las aspiraciones.

Respecto a los arcanos menores, ya llevan incorporada la fuerza de los cuatro elementos, repartida en sus cuatro palos clásicos: Los bastos, representando al Fuego; las copas, al elemento Agua; las espadas, al elemento Aire y los oros, al elemento Tierra.

-----------------------------------------------------


LA TIRADA DEL ÁRBOL

El árbol es por excelencia el símbolo de la vida natural y la tierra fértil tan necesaria para el hombre y los animales. Los árboles renuevan el oxígeno del aire, protegen con sus ramas procurando sombra y cobijo, dan alimento con sus frutos y abastecen de leña y materia prima de construcción con el sólido soporte de su madera.

Respecto al Tarot, la estructura del árbol, con sus raíces, su tronco y sus ramas, también resulta idónea para realizar tirajes, en los que se logra mantener una línea clara de conexión entre el pasado (raíces), el presente (tronco) y el futuro (ramas y brotes).

La tirada del árbol consta de nueve cartas. Las tres primeras que salen del mazo completo (ya barajado y cortado) se sitúan en la parte inferior del paño que habitualmente se utilice como base para los tirajes. Estas tres cartas (colocadas en forma de pequeño triángulo ascendente) ocupan la posición de las raíces y representan las causas del pasado, la herencia genética, los recuerdos y sensaciones que han quedado guardados, las semillas ya plantadas, y también pueden indicar las claves de los nutrientes que se necesitan para seguir creciendo, espiritual y humanamente hablando.

Las tres cartas siguientes se sitúan en vertical sobre las raíces y representan la parte del tronco relacionada con el presente. Es estas cartas se verán las circunstancias cercanas, las posibilidades reales que se tienen de cara a los proyectos e ilusiones. Aquí los arcanos pueden aconsejar también cómo se debe actuar en un momento dado, o sobre las mejores iniciativas a tomar.

Las tres últimas cartas, que representan el futuro, ocupan la posición de las ramas, y se sitúan sobre el tronco en forma de pequeño triángulo descendente. Estas cartas hablan de frutos y resultados.

Ejemplo de tiraje

Pregunta: Nos casamos el próximo mes de septiembre, ¿cómo será nuestra vida en común?

Cartas: Raíces: El Carro, el Diablo (bocabajo), el tres de copas
Tronco: El ocho de oros, el Ermitaño, el dos de bastos (bocabajo)
Ramas: La sota de espadas, el ocho de copas, el caballo de oros

Interpretación:

El Carro indica una situación peculiar relacionada con el pasado, que bien pudo ser un primer encuentro durante un viaje o un enamoramiento a primera vista cuando ninguno de los dos contaba con ello. El Carro habla de emociones y seducción, pero también de múltiples vivencias que ambos deseabais vivir por separado. El Diablo bocabajo apunta hacia una situación kármica pendiente, es decir, que vuestro encuentro no fue casual y aunque quizás de momento solo manteníais una amistad, hubo nuevos encuentros, pues parece ser que sois viejos conocidos de otras vidas y ahora tenéis un destino común que compartir, un destino que, tratándose del Diablo, no estará exento de sorpresas, ni de momentos especiales que debéis superar juntos. El tres de copas, sin embargo, nos habla de un compromiso sentimental estable y aceptado con agrado e ilusión.

El ocho de oros indica en el presente una situación laboral que os aporta cierta seguridad, y que tiene buenas perspectivas de mejorar a corto plazo. El Ermitaño indica cierta necesidad de prudencia, equilibrio y psicología aplicada a la convivencia, para mantener la armonía en vuestra relación y conseguir comprenderos y conoceros mejor. El dos de bastos bocabajo nos habla de las primeras sorpresas y acontecimientos imprevistos que deben ser afrontadas como nuevas oportunidades de cambio y crecimiento.

La sota de espadas mirando ya hacia el futuro puede ser una de esas sorpresas que anunciaba el dos, ya que indica la llegada de un hijo. El ocho de copas es un arcano alegre que habla de amor sincero y atracción mutua. Y por último, el caballo de oros indica que hay que hacer frente a circunstancias materiales de cierta importancia. Curiosamente el arcano mayor del Diablo ejerce poder sobre el caballo de oros, por lo que es probable que la situación kármica antes indicada sea de orden material o económico.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Tarot y Naturaleza Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot