728x90 AdSpace

Latest News
6 may. 2010

La personalidad de los Aries

Aries es el primer signo del Zodíaco, en él empieza el ciclo astrológico del Sol y por eso Aries simboliza los comienzos. Es un bebé primitivo y voluntarioso, una pura energía Yang que funciona a golpe de impulso. Suele ser un ejemplar bastante agotador porque es activo, muy activo, y cuando Aries mejor se encuentra es cuando está lanzado a la acción. Tiene el suficiente sentido de la iniciativa como para lanzarse a resolver su vida sin esperar que ningún milagro lo haga por él. Claro que, una cosa es lanzarse a algo, y otra muy distinta es conseguirlo, porque existe el pequeño inconveniente de que Aries y la perseverancia se ignoran mutuamente. Bien es verdad que es capaz de aguantar condiciones adversas, pero sólo mientras confíe en que puede conseguir lo que quiere y que la espera no sea demasiado larga, porque si tarda mucho entra en juego su impaciencia y se busca otra meta. La impaciencia es otro de sus rasgos más característicos: es impaciente con las cosas e impaciente con las personas. A lo mejor es el deseo de conseguir sus metas rápidamente el que lo lleva a correr riesgos. Aries tiene fama de valiente y arriesgado, desprecia el peligro y se apunta voluntario para afrontar situaciones límite. Y como toda persona tiene sus contradicciones, a Aries también le toca alguna, muy curiosa por cierto. Hemos dicho que su valor y su atrevimiento son dignos de su padre Marte, excepto para una cosa: a la hora de so portar el dolor físico, Aries es un auténtico cobarde, aunque este detalle no es óbice ni cortapisa para que este camero temerario se rompa la cabeza en algunas ocasiones o se corte o queme con cierta frecuencia (puede que su impaciencia tenga algo que ver con esta tendencia). Bueno, todo el mundo sabe que Aries es impulsivo, ex-travertido, hablador, idealista, sentimental y un poco ingenuo. Carga con sus defectos sin ninguna paciencia y presume poquísimo de sus virtudes, que también las tiene: generosidad, simpatía, entusiasmo, optimismo, falta de rencor, esperanza y algunas otras. Lo que pasa es que Aries es famoso por sus "maldades", que son muy aparentes: mal carácter, falta de diplomacia, de tacto, de humildad. Es verdad que carece de ellos, pero en cambio es entusiasta, generoso, alegre, optimista y tiene tal dosis de idealismo que a veces acaba descalabrándose contra la realidad. Es rápido de cuerpo y rápido de mente, capta muy deprisa lo esencial de los asuntos y de las situaciones, lo cual es bueno porque tiene enseguida una visión ge-neral de cualquier problema, pero es malo porque no se fija en los detalles. Primero actúa y luego piensa, o sea, toma decisiones con una rapidez envidiable. El problema es que cuando le falla la intuición la decisión puede ser un pequeño desastre. Pero, ¿qué es un desastre para Aries? Nada, o menos, se lame las heridas y se lanza de nuevo al ataque, inasequible al desaliento, la autoestima alta, la confianza en sí mismo reforzada y el valor más grande que nunca. Aries pasa por la vida diciendo "yo el primero" y con esa actitud tiene muy poco en cuenta los sentimientos ajenos, cosa que le da fama de cruel sin que esa fama responda a la realidad. Aries no es cruel, tan sólo piensa que puede hacer cualquier cosa más deprisa y mejor que cualquier otra persona. Luego puede ser el ser más generoso de la creación y emplear su tiempo y su dinero en beneficio del prójimo. Además es una criatura ingenua, sentimental y cree en los milagros. Virtudes tan atractivas que compensan algún defecto que otro.
La mente de Aries es rápida y movida, como todo él, tiene un ingenio ágil y un tanto mordaz. Diría yo que no desaparece ni aunque este ser esté agotado por las batallas que continuamente libra con-tra la vida, por lo tanto es un punto insustituible para hacer reír a los amigos aunque sea en el momento menos oportuno. Ahora, esta rapidez de mente se puede convertir en un peligro porque con mucha frecuencia no sigue una secuencia lógica, salta de un punto a otro de manera no lineal. Esta forma de pensamiento está en el origen de la intuición. Aries toma decisiones con mucha rapidez gracias a esta intuición, y generalmente son acertadas, aunque cuando su intuición falla, se hace unos chichones terribles. Quizá de ahí le venga su tendencia a las jaquecas. Es posible que a otros signos más sofisticados el impetuoso e impulsivo Aries les parezca un poco tosco, pero no se dan cuenta de que esta "primariedad" suele ser refrescante para muchos y desde luego su dueño sabe sacarle ventajas. Esta mente no acepta de buena gana las restricciones ni la monotonía, por lo tanto no le va para nada el trabajo lento, perseverante, rutinario y seguro. No tiene mentalidad de funcionario. Lo suyo es la vorágine de un trabajo competitivo, estresante. Él pasa ampliamente del estrés y en un ambiente de prisa y ruido se encuentra muy bien. Aunque parezca mentira, a este ser el ruido lo estimula, la histeria colectiva de ciertos ambientes profesionales le da risa, es un decir, y lo empuja a tomar iniciativas. No huye de las responsabilidades, de lo que huye es de la disciplina, los horarios rígidos y los jefes neuróticos. Quizá por eso tiende a ser su propio jefe, a trabajar por su cuenta y riesgo, a estar a "pie de obra" en vez de sentado ante una mesa. Su energía necesita desfogarse en la acción, por eso puede ser feliz desarrollando nuevos sectores, abriendo nuevos mercados y cosas así. Es un gran trabajador que tiene una enorme resistencia y que dará lo mejor de sí mismo si se le da la mayor libertad y se le ponen las mínimas cortapisas. Natu raímente si quiere tener éxito, que siempre quiere, tendrá que cultivar algunas virtudes de las que carece, como son las de manejar mejor los detalles, proyectar a más largo plazo, ser mejor organizador y sobre todo tendría que aprender a no aburrirse antes de terminar un proyecto.
¿Cómo son los sentimientos de Aries? Fogosos, naturalmente; ¿y los celos? Terribles, evidentemente. Éstas son cosas que cualquier ciudadano de a pie sabe porque Aries siempre va con su fama por delante, pero lo que quizá no sepa es que Aries, en el amor, es un perfecto idealista. Tanto el hombre como la mujer Aries se enamoran locamente y siempre lo hacen del "amor de su vida", aunque este amor sea de vida corta. Siempre el objeto de su deseo es un príncipe o princesa maravillosos sin defecto alguno, dignos de ocupar el pedestal que Aries les tiene preparado. Aries tiene que vivir un amor de novela y mientras lo consiga será "fiel y leal hasta la muerte". El problema es que estos amores mueren pronto. Que el contrario tenga que ser "ideal" para no caerse del pedestal no quiere decir que Aries lo sea. Aries puede permitirse el lujo de ser absorbente y celoso, incluso bastante insoportable cuando su pareja no lo comprende. Como contrapartida no será rencoroso ni cruel de forma premeditada, y no le importa pedir perdón, cuando se da cuenta de que ha ido demasiado lejos en un ataque de mal genio. Una vez lanzado al matrimonio o a la convivencia, Aries manda en casa, suele manejar bien los asuntos domésticos y, curiosamente, en casa no quiere batallas, sino comodidad y cariño. Es digno de ver lo dulce y amable que puede ser Aries con su pareja y sus cachorros y lo fiel y leal que es mientras el amor dura, porque cuando se acaba se va a buscarlo a otra parte. Naturalmente Aries se suele enamorar de una persona que disfruta de las cualidades que él no tiene, como amabilidad y diplomacia, ¡ah! y discreción, mucha discreción. En fin, Aries necesita un contrario que tenga habilidades de las que él carece.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: La personalidad de los Aries Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot