Google+ Como ritualizar y consagrar las velas : La Magia del Tarot

Como ritualizar y consagrar las velas

La consagración o unción de las velas es el acto de "vestirlas" de un manto sagrado para que aumente su poder en los rituales. Es algo muy importante especialmente en aquellas que van a servir directamente a un ritual. Por ello, deberías realizarlo siempre, aunque no sea imprescindible, ya que va a potenciar que tus recetas mágicas sean mucho más fuertes.
Para consagrar debes bañar la vela en aceite. Existen ya unos aceites preparados en tiendas especializadas, pero si no los puedes conseguir se pueden sustituir perfectamente por inciensos líquidos o aceites esenciales que favorezcan lo que quieras pedir. En el último de los casos no tengas reparo en utilizar si lo prefieres algún aceite vegetal como por ejemplo el de oliva, que está consagrado a la diosa de la sabiduría, y por lo tanto es muy útil para cualquier unción. Pero también puedes utilizar el de maíz y el de girasol...
Pero si hay algo especialmente importante a la hora de consagrar o "vestir" a una vela es la dirección en la que realizas la unción de la misma. Aquí te exponemos los tres posibles casos de consagración:

El primer caso es la consagración típica y general que se le suelen hacer a todas las velas. La vela se parte hipotéticamente en dos polos, el norte y el sur y se consagra el norte hacia arriba y el sur hacia abajo como puedes observar en en gráfico. Puedes, por lo tanto usar este tipo de velas consagradas para todo tipo de rituales.





El segundo tipo de consagración de velas es en el que esparces el aceite de unción que has escogido por la vela de abajo hacia arriba, tal y como te indica el gráfico. Este tipo de unción es exclusiva para aquellos rituales de rechazo o repulsión de algo.






El tercer y último tipo de consagración es ungir la vela que vamos a utilizar en nuestro ritual de arriba hacia abajo, tal y como te indica el gráfico. Este tipo de consagración es exclusiva para aquellas velas orientadas a rituales de atracción.







Mientras untas la vela has de ir diciendo tu frase. Por ejemplo,:

 "Limpio y consagro esta vela en nombre de (el cosmos, tu santo preferido, etc) para que se consuma con fuerza al servicio de la luz".

Particularmente, suelo decir:

"Vela, a través de este aceite te voy limpiando y purificando, porque mis manos canalizan la energía del Universo para que te pueda limpiar, purificar y consagrar, así pues, quedas ritualizada, purificada y consagrada, ahora haz para mí tu trabajo en este ritual, gracias."

Con este procedimiento ya tienes ritualizada y consagrada tu vela para el trabajo que vayas a realizar.
En el caso de que vayas a escribir en tu vela el deseo o petición, no olvides hacerlo antes de ungirla con el aceite.

1 comentarios :

Anónimo dijo...

PUEDO HACER CON UNA MISMA VELA VARIOS TRABAJOS AL MISMO TIEMPO

Publicar un comentario en la entrada

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).