728x90 AdSpace

Latest News
17 jul. 2012

Tarot Terapia: El Loco

La lámina que vamos a tratar corresponde en el Tarot con la denominada EL LOCO.

Mírala e imagina a un ser humano que se va a internar en lo desconocido, atillo al hombro, sin más pertenencias que lo que lleva encima; sus pasos se encaminan hacia delante, hacia lo lejano, a la aventura por vivir, a los acontecimientos por descubrir; un animalito le sigue y trata de rasgar sus vestiduras como queriendo señalarle alguna intención de aviso; ambos parecen necesitarse.
El Loco o El Vagabundo sabe que a partir de ahora todo cuanto se tropiece debe ser motivo de su reflexión, de su atención, aunque sea algo tan pequeño como ese animalito; sabe que el viaje que va a comenzar es el viaje más importante: aquel en el que ha de conocerse y conocer.
Así que la primera lección global del Tarot sería: «Nunca te proyectes tan lejos en el futuro que pierdas de vista dónde estás ahora.»
El Loco debe aprender que los sueños, las visiones y los ideales tienen su lugar apropiado, y que quien se pierde en la contemplación de nadidades, se incapacita para enfrentarse a los asuntos prácticos de la vida, pudiendo llegar a convertirse en un parásito social, como sucede tristemente en algunos casos.
En un profundo nivel de interpretación, EL VAGABUNDO o EL LOCO es la imagen que nos dice que hemos de utilizar nuestros esfuerzos para lograr mayor libertad y superación.
Lo más importante a tener en cuenta cuando observes las claves del Tarot es que ellas son realmente el aspecto más perfecto y completo de ti mismo. Es la parte tuya que está por encima y más allá de tu persona externa, por encima y más allá de tu mente pensante y consciente; es parte de esa NADA a la cual le pertenece TODO.
EL VAGABUNDO o EL LOCO te pueden ayudar, junto a El Sol y a El Juicio, sobre todo a conectar con la imagen verdadera del espíritu libre y perfecto, principal animador y base de la personalidad externa.
El número que se le aplica a esta lámina es el CERO, el círculo, símbolo de lo espiritual. En aritmética oculta, el cero representa la unidad absoluta, la realidad una, lo que estaba antes de todo principio.
Esta aritmética no podemos estudiada en la universidad convencional, podremos sentirla, pero no podremos definida en términos racionalistas, ni probar que existe, porque está fuera de toda limitación concebible.
Más aún, aquellos que saben son testigos de que, más allá de los límites y definiciones de la actual lógica, es posible una experiencia de esta Eterna Verdad, cuya vida circula a través de la creación y es la misma fuente de vitalidad de todas las vidas menores.
Eso sí, un examen rápido de la imagen de EL LOCO en cualquier Tarot nos mostrará que casi siempre se encuentra en el borde de un precipicio.
EL VAGABUNDO de El Tarot de Marsella con el camino por delante te comunica que hay espacio suficiente para seguir dando pasos, que delante suyo hay varios caminos; la sabiduría hará que se encuentre el verdadero, que se elija el más adecuado entre todos los que se tienen por delante, y te digo esto como un mensaje ancestral puesto que la tradición esotérica procedente de los anales originales del Tarot me dice que este simbolismo significa una verdad eterna, no importa cuan lejos podamos avanzar en la vida-poder, siempre podremos dar un paso más.
A veces puede parecernos haber llegado muy alto o, por el contrario, estar en un callejón sin salida, pero, aun así, podremos volver sobre nuestros pasos y arribar a un lugar donde sea posible un progreso más amplio para nuestras esperanzas de evolución en aquello que deseamos. A veces hay que desandar lo andado e incluso tomar una nueva dirección.
Hay profundas razones metafísicas para la elección en esta clave del nombre de EL LOCO: Los Humanos de Visión Superior han sido considerados casi siempre, por su modo de hacer cosas de diferente forma, como algo tontos y chiflados.
Pero, si observamos la historia, veremos cómo todos los grandes profetas, los inventores, los pioneros, los descubridores y buscadores, a pesar de haber sido siempre centro de burlas y escarnio, fueron quienes siempre movieron la evolución humana; el VAGABUNDO o LOCO es ante todo un ser libre de los conceptos sociales, «hace lo que quiere».
Todo lo concerniente al hermetismo, al ocultismo, a la magia y a las antiguas religiones es totalmente racional, sólo que podríamos decir que es suprarracional. Deberían ponerse en esa sintonía de conciencia, pues de otro modo nada o poco entenderán de tal profundidad de conocimientos.
El Tarot es aún un gran desconocido, sobre todo para esa tremenda mayoría que lo suele manejar sin mayor sapiencia que la recogida en algunos libros. Conocer implica amar, y sólo lo que se ama profundamente se conoce de igual modo. Ama el Tarot, medítalo profundamente y descubrirás un mundo real lleno de aventuras y secretos. Cada lámina puede y debe ser usada como un MANDALA. Los símbolos del Tarot son llaves que abrirán tu subconsciente a una realidad distinta y maravillosa.

APLICACIONES DE EL LOCO

EL LOCO o EL VAGABUNDO, observada en meditación, es un perfecto antidepresivo, pues según los tratados antiguos rige en nuestro cuerpo el sistema nervioso, actuando su presencia como calmante y regulador de la respiración. Meditar en esta lámina te puede ayudar a obtener una actitud adecuada para saber por dónde caminar en la vida.
Representa el movimiento ligero y el sonido suave; es el ser que camina sin luz pero a la búsqueda de ella, un recién nacido que entra en el mundo de la experiencia, el principio de la anarquía, un ser que no sigue las reglas ni comparte las debilidades del mundo que le rodea, el ser humano que está en contacto con una sabiduría fuera de toda lógica.
Representa la idea de libertad, de infinito, de espíritu creador, aquello que está más allá del universo fenoménico aunque sea su causa y su razón de ser.
Loco, porque nadie puede alcanzar ese estado sin ser tratado de tal por los que aún no han visto la luz en las tinieblas de su propia vida.
El precio a pagar por alcanzar esto puede ser la soledad, el silencio, pero es sólo a través de la disolución de la mente inferior en el océano infinito de la Conciencia Universal como podremos llegar a fundirnos ton ella.
El Loco debe usarse cuando vamos a iniciar algo nuevo y es necesaria la reflexión para caminar seguros y tranquilos, pues él es la reflexión necesaria a toda acción, sabiendo que lo mismo que se avanza se puede retroceder; lo que el antiguo axioma proclamaba: «EL ERRAR ES HUMANO, EL RECTIFICAR DE SABIOS.»
Esta lámina representa la elección constante a la que todo ser tiene derecho a acceder en libertad y totalidad.
Cuando aparece en una consulta, nos habla de incertidumbres, del inicio anterior al verdadero comienzo.
En el Árbol de la Vida cabalístico esta lámina está colocada, en el sendero que va desde la luz infinita (Kether) hacia la sefirat o esfera de la sabiduría (Chokmah). De ahí que se le denomine «corona de sabiduría».
Nos puede ayudar a expresar lo irracional, lo inconsciente, y a darnos seguridad interna por la que sabemos lo que tenemos o debemos hacer; con ella alcanzaremos la actitud de búsqueda idónea, sin que sea ésta amenazada por el error de las prisas; su energía nos conectará con la necesidad de la maduración a través de las pruebas de la vida.
En el plano mental nos ayudará a controlar la ansiedad, nerviosismo, irritación y dispersión, equilibrando la necesidad de movimiento con la insatisfacción por el temor de hacerlo; sobre todo, nos puede ayudar en situaciones en las que es necesario elegir, para dar los pasos correctos.
Es la idea del cambio, la mutación, la renovación, es el espacio intermedio entre el invierno y la primavera, el instante mismo procreador, conservador y renovador, lo que vive en esencia dentro de todo ser y toda cosa.
En el plano físico hemos de utilizarla para problemáticas de taquicardias, impulsividad excesiva, hipernerviosidad, dislepsias, cuando queramos acelerar procesos curativos o dar un sentido de libertad a nuestra vida.
Meditar en ella nos da la posibilidad de autoanalizarnos de forma global, nos da la capacidad de reflexión para sopesar pros y contras.
La música ideal para esta lámina; al ser su elemento el aire, muy bien podría ser de tipo campana tibetana o espacial.

FÓRMULA MEDITATIVA CON EL LOCO
Usa esta lámina trabajándola sintiéndola, o visualizándola por encima de tu cabeza a tamaño natural, introduciendola en tu interior, convirtiéndote mentalmente en ella hasta que puedas percibir que ambos sois uno; intérnate entonces en un bosque y, como un vagabundo libre al fin, visita ése reino desconocido. Si lo realizas bien, el mendigo, el vagabundo, te convertirá en rey y te enseñará dónde están ocultos tus mayores tesoros; recuerda que sólo tú puedes cambiar tu vida. Buda y Jesús decían: «EL HOMBRE ES LO QUE PIENSA Y SE CONVIERTE EN LO PENSADO.»
Cuando termines este trabajo meditativo, cuya duración no sea menor de 45 minutos, anota todo lo que has sentido y trata luego de buscar en los símbolos que hayan aparecido la posible respuesta.
El color de la lámina «El Loco» es el magenta, color del octavo chakra, por encima de nuestra coronilla. Su meditación diaria ayuda a abrir los canales perceptívos o tercer ojo, así como a desarrolar el amor incondicional y a ser más compasivos y menos competidores.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Tarot Terapia: El Loco Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot