BREAKING NEWS

23 jul. 2012

Tarot Terapia: El Mago

La primera lámina en la Terapia del Tarot con la que te mostramos es EL APRENDIZ o EL MAGO.

En el Tarot tradicional se corresponde con el NUMERO UNO, símbolo geométrico del punto, lo cual nos está conectando en primer lugar con la idea de «COMIENZOS», por ello, esta primera lámina podrás utilizarla, meditándola, para conseguir VOLUNTAD DE ACCIÓN, Y sobre todo en el caso de que estés muy perezoso o apático, pues El Mago será para ti un canal a través del cual se expresará la fuerza de la vida; su energía estará a tu servicio con un único propósito, CRECIMIENTO.
Con su meditación diaria podrás hacerte a ti mismo más autosuficiente, pues en esta lámina se hace referencia a la mente consciente; en ella el aprendiz o mago aprende de todo aquello que ejecuta desde los cinco sentidos, toca, mira, huele, oye y comunica, y todo ello, desde lo externo, pasa a él hacia lo más profundo del sí mismo.
La concentración en cada cosa en su momento está al servicio de la mente consciente para enriquecer a esos otros planos mentales que vibran en tu interior. A través de los actos de nuestra voluntad ejecutamos lo que en psicología se llama autoconsciencia o mente objetiva.
El mayor interés de esta lámina es relacionarnos con nuestra fuente de poder interior, con el fin de llegar a descubrirnos a nosotros mismos.
La fuerza fluye a través de todo aquello a lo que se dirige nuestra capacidad de atención; nadie ni nada se resistirá a la fuerza mental de quien domine el arte de la concentración verdadera, y esto es lo que la meditación diaria en esta lámina te aportará.
Existe la idea errónea, fomentada por gente a la que seguramente le disgusta trabajar para lograr el triunfo, de que la concentración es algo particularmente imposible o muy difícil. Esta lámina en meditación ayudará a entender que lo único que hay que hacer es observar y perseverar una y otra vez para lograr una concentración mental adecuada, y será por ello que entonces se conseguirá ver dentro; con ella se dejará de ver superficialmente y se adquirirá la consciencia del conocimiento totalitario.
Al observar la lámina verás que el aprendiz o mago está de pie junto a una mesa cuadrada, encima de la cual está la representación simbólica de los cuatro elementos; se encuentra en medio de un paisaje natural,que representa el subconsciente.

En la metodología del Tarot verdadero se sabe que el primer requisito para la resolución de cualquier problema es saber que dentro del problema mismo está la solución y sólo la atenta observación dará con la profundidad del mismo. Por ello, utiliza esta carta para meditar sobre algun problema del que aun no tengas la solución.
Lo que llamamos leyes de la naturaleza son simplemente experiencias acumuladas por el hombre y tomadas en modelos por actos de imaginación. Podemos saber mucho, pero hasta que no hagamos algo concreto, nada cambia. Por ello, esta lámina nos ayudará a iniciar la acción correctamente y a que nuestro aprendiz interno ponga todos sus sentidos en lo que realiza.
Hemos de comprender que cada acción destruye invariablemente algo para reemplazado por otra cosa.
Las personas que hablan de no tener más que pensamientos constructivos hacen ruido sin sentido, porque ¿se puede construir una casa sin destruir canteras para extraer piedra; ¿puede pintarse un cuadro sin extraer los colores mediante procesos químicos bien de los vegetales y minerales y aun de los animales?…
La destrucción controlada y bien dirigida es la principal herramienta de la civilización. ¿Pero somos constructores adecuados? Esta lámina te ayudará a entender y a aceptar que todo comienzo tendrá un fin. Meditando en ella conseguirás sopesar las posibles consecuencias de todo aquello a lo que des comienzo.
En el Árbol de la Vida cabalístico esta lámina desciende desde KETRER hacia la sefirat de la comprensión o inteligencia llamada BINAR. Por eso al Mago se le llama la inteligencia transparente.
Según anales antiguos, la sefirat BINAH se corresponde analógicamente con nuestro hemisferio izquierdo cerebral, en el cual se dan las condiciones del razonamiento.
Uno de los seres que la humanidad ha tenido la posibilidad de disfrutar, dijo algo que podríamos aplicar a esta lámina llamada El Mago: «CUIDA LAS PALABRAS QUE SALEN DE TU BOCA, PUES ELLAS NACEN EN EL CORAZÓN».
Cuando hablamos atropelladamente, esto es, sin pensar ni meditar en lo que decimos, se produce una mala respiración, se nos entrecorta el aliento, y todos sabemos que un cerebro mal oxigenado se embota, y es difícil entonces recibir de forma correcta imágenes; por lo tanto, será imposible actuar de forma idónea cuando el aire que transportamos en nuestra sangre está viciado o poco oxigenado.
Todo está hilvanado, en nosotros y fuera de nosotros, cumpliendo la ley sagrada de que todo es uno, de que toda acción trae consigo aparejada su consecuencia. Aquí tenemos la ley más pura del Universo: ¡CAUSACIÓN!, confirmando aquello que ya nos fue dicho: «LO QUE SIEMBRES RECOGERÁS.”
Es recomendable usar la lámina «El Mago» antes de dar comienzo a cualquier cosa en tu vida que sea realmente importante, pues meditando con la clave denominada «El Mago» o aprendiz pondrás en acción tu actividad mental consciente, pudiendo aplicar ese contacto para transformar en óptimas las condiciones de tu vida.
Medita en ella al menos durante tres días seguidos y verás que es un seguro natural anti equívocos a la hora de tomar decisiones importantes. Tómate ese tiempo, luego decide y realizarás todo mucho mejor, asumiendo el efecto de lo decidido y hecho sin adquirir problemáticas culpabilizadoras tontas. HOMBRE, CONÓCETE A TI MISMO Y CONOCERÁS AL UNIVERSO Y A SU CREADOR.

APLICACIONES DE EL MAGO

Para realizar a niveles prácticos debemos usar esta lámina cuando no queramos dejarnos llevar de las emociones incontroladas (pues ellas nos harán ser sus esclavos); debemos usarla entonces para activar nuestra voluntad y encauzar de forma racional y equilibrada nuestras emociones.
En El Tarot de Marsella suele verse al Mago de pie con el brazo izquierdo arriba y la mano derecha abajo; al lado izquierdo de nuestro cuerpo lo rige el hemisferio derecho, donde se realiza la intuición, y al lado derecho de nuestro cuerpo lo rige el izquierdo, donde tenemos la razón; el verdadero mago recibe su inspiración del arriba y sabiamente la aplica en el abajo. He ahí larazón del porqué está en esa posición en la lámina.
Tenemos una dualidad reinante en nosotros. Podremos utilizar esta lámina para ser capaces de neutralizar nuestras fuerzas opuestas, utilizándolas de forma idónea, conjuntamente; sentir y pensar correctamente dará lugar siempre a acciones correctas.
La mano izquierda es la que se eleva hacia lo alto y la derecha es la que aplica ese poder en la vida cotidiana, la mano derecha es solar y activa, lo que determina el que sea la que tenga la capacidad de dar; la mano izquierda es lunar, fría y pasiva, lo que determina el que sea quien posea la capacidad de recibir.
Otra frase que podemos aplicar a esta lámina llamada «EL MAGO» sería la inscrita en la tabla esmeraldina: «LO QUE ESTÁ ARRIBA ES COMO LO QUE ESTÁ ABAJO, Y LO QUE ESTÁ ABAJO ES COMO LO QUE ESTÁ ARRIBA, Y AMBOS ESTÁN PARA PRODUCIR EL MILAGRO DE UNA SOLA COSA.»
En el plano mental, como la historia está llena de mitos, cuentos y leyendas en las que la verdadera curación ocurre desde el interior del que está enfermo, y como nada puede conseguir salvar de la muerte a quien no desea vivir, y eso es uno de los más terribles poderes de la mente, esta carta de El Mago o Aprendiz la podrás usar meditando en ella para ser capaz de sentir la magia de la vida sana y equilibrada, no ser víctima del autoengaño, desarrollar en ti la atención, la concentración y la facultad de ver dentro de las cosas.
Podrás conseguir facilidad para los idiomas y el estudio de las ciencias de todo tipo; es óptima su meditación diaria para aquellos jóvenes que sean apáticos o indolentes en el estudio intelectual. Bastará, por ejemplo, que en tiempo de exámenes mediten en ella unos segundos y el propio día del examen la lleven consigo en su bolsillo derecho.
Ayudarte a entender y aceptar las cosas cotidianas con las que a veces es dificultoso enfrentarse, por ejemplo, el carácter o formas de ser ajenas. Ésta es la lámina que debes usar para tener soltura y espíritu emprendedor, y sobre todo medítala cuando algo o alguien desee o intente manipularte para fines caóticos o negativos.
En el plano físico esta lámina gobierna sobre la glándula pineal y la hipófisis, por lo cual debería meditar en ella toda persona aquejada de problemas de tiroides u olfativos; también es útil en problemas de espalda, ya que éstos casi siempre devienen de la propia inflexibilidad personal, lo mismo que los problemas de corazón, para los cuales la meditación con esta lámina, junto a la de «El SOL», es muy oportuna y aconsejable.
Tiene el poder de ayudar a mejorar en caso de enajenación mental o cualquier tipo de enfermedad de la mente. Gobierna el movimiento motriz y músculos con lo cual es benéfica en problemas psicomotrices, dislepsias o tartamudez, así como en artrosis o artritis. Será interesante emplear música de grandes sinfonías cuando se realice su meditación.
El Tarot puede ayudar a paliar y mejorar muchas problemáticas, pero en ningún caso sustituir a la medicina tradicional, muy útil y efectiva en casi todas las enfermedades físicas; no así por contra, en los temas psíquicos, mentales o espirituales, en los cuales el Tarot constituye, junto a la psicología, una de las mejores e inestimables ayudas.

FÓRMULA MEDITATIVA CON EL MAGO

Dúchate y vístete completamente de blanco, poniéndote un chal o bufanda de un color rojo vivo por encima, colócate una diadema de color blanco alrededor de tu frente y ve entonces a tu espacio personal; enciende varillas de sándalo y mirra, aplícate alguna esencia suave de rosas en las sienes; haz sonar la campana varias veces por encima de tu cabeza y en cada chackra para ayudar a disolver tus energías más densas; siéntate en el cojín o banco y respira conscientemente varias veces, cerrando tus ojos un instante hasta que sientas que estás «ahí mismo»; enciende una vela roja, símbolo de acción y fuerza, y coge de su envoltorio en la caja de madera la lámina EL MAGO; colócala en medio de la mesa apoyada para que quede de pie a unos 50 centímetros delante de tus ojos; mírala fijamente y déjate envolver por su presencia; hazte uno con ella, observándola durante algunos instantes, paseándote con la mirada por toda ella, desde su centro hasta la periferia, y viceversa; cierra luego los ojos y trata de memorizarla hasta que puedas recordarla bien; visualiza o imagina entonces que la figura central de la lámina elegida sale hacia ti y, flotando por encima de tu cabeza, se va introduciendo por tu coronilla, y, una vez «en tu interior», percibe como ella misma, siente cómo vibra dentro de ti con su energía de calor y actividad; durante unos instantes, EL MAGO del Tarot y tú seréis UNO; cuando esto suceda, deja entonces que las imágenes fluyan libremente, desde esa posición de «SER la lámina», plantéate el tema a dilucidar; hazte, por ejemplo, la pregunta concreta: ¿Qué debo de hacer con este tema?, o también: ¿Cómo puedo resolver esto que me ocurre?, etc., y escucha la respuesta o solución que proviene de tu interior más sabio, «vestido» en este caso de la lámina del Tarot EL MAGO.
Cuando desees dar por concluida tu meditación y para salir de ella lo harás del modo siguiente:
Sentirás cómo la figura elegida va resbalando suavemente hasta salir de tu interior por la zona de la planta de tus pies, y cómo se coloca flotando hacia su lugar entrando por la parte superior de la lámina; sólo entonces abrirás tus ojos y durante un instante te recrearás con su visión, dándole las gracias íntimamente por su colaboración contigo.
Luego, al finalizar cada experiencia o viaje, escribirás en tu diario todas las sensaciones sentidas y todo aquello que haya acudido a tu mente mientras lo realizabas. Hazlo siempre así, hasta que hayas resuelto o aceptado el dilema que te llevó a la meditación en el Tarot. Procura elegir un tema a resolver en cada meditación. Por último, decirte que simplemente con meditar en la lámina de EL MAGO todos los días, reforzará tu poder de concentración, aunque no tengas nada concreto que resolver; ya ves, es un método que siempre te hará obtener algún buen resultado.
Escribe todo lo que experimentas, pues al escribir cada experiencia podrás luego evaluar mejor tu progreso en cada una de ellas y hallar mejor su posible resolución. Además de poder conseguir solucionar tus problemas, al meditar en cada lámina y tratar de recordar cada línea, cada color, cada elemento, te propiciarás el ejercitar tu mente, dándote soltura en ella, lo cual, por si solo, puede ser muy benéfico para tu vida cotidiana.
Todo nuestro pensamiento básico se hace en imágenes, y toda imagen se forma en nuestra mente antes de que las palabras la rotulen. En el comienzo del trabajo de meditación con el Tarot deberás mirar las láminas con los ojos abiertos durante instantes y luego, cerrándolos, deberás recrear la imagen en tu interior; seguramente tendrás que repetir esto muchas veces hasta que adquieras suficiente soltura en el arte de la visualización.
Si lo deseas, también puedes dibujar tu propio Tarot.
Tal vez nunca te has atrevido a profundizar dentro de ti de este modo y analizarte para saber resolver tus propios problemas. Bien, con el Tarot puedes comenzar.
Mira las láminas originales de El Tarot de Marsella durante unos instantes y luego, ¡atención a esta Información porque es básica!, luego le das la vuelta a la lámina y la miras al revés.
Seguidamente, cierra los ojos y trata de recrearla en tu mente; seguidamente ábrelos y obsérvala un poco más, para volverlos a cerrar de nuevo; luego coges una cartulina blanca y, mirando el original al revés, comienzas a dibujarlo desde la parte superior hasta llegar al final. No le des la vuelta a la lámina original en ningún momento.
Cuando hayas terminado por completo, entonces dale la vuelta a tu dibujo y… ¡sorpréndete!, porque habrás realizado un dibujo yo diría que… casi perfecto.
El artista inicialmente no racionaliza, trabajando constantemente con el hemisferio derecho o mundo de las imágenes, eso hace que se descubra a sí mismo; tú posees ahora esta técnica, para despertar a ese ser creativo y artístico que tal vez está aun dormido dentro de ti.
Al mirar al revés el dibujo original, tu hemisferio izquierdo digamos que se bloquea y pasas al derecho, lo cual hará que lo pongas a trabajar, que lo uses, pues ahí está tu artista esperando, ahí estás tú en tu mundo de la imaginación; hazlo y veras que; aunque nunca lo hayas aprendido, ni sepas técnicas, podrás pintar o dibujar lo que desees.
Algunas veces, cuando comiences a meditar con el Tarot te puede ocurrir que las imágenes mentales no sean tan claras como sería deseable. Usualmente, eso se deberá a que la educación que generalmente recibimos nos hace poner demasiada fe en la supuesta virtud de las simples palabras.
Empleamos mucho tiempo leyendo y hablando, y gran parte de nuestra educación no es más que el aprendizaje de palabras y fórmulas escritas, hasta el punto en que hemos dejado decaer nuestro poder de visión interior en desuso, para desgracia nuestra.

Share this:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

 
Back To Top
Distributed By Blogger Templates | Designed By OddThemes