728x90 AdSpace

Latest News
9 ago. 2012

Tarot Terapia: El Ermitaño

EL ERMITAÑO o arcano NUEVE nos habla de los tres ternarios, que se corresponden con los tres planos cósmicos; físico, mental y espiritual.

La reunión de todos en UNO da lugar a la iluminación. Nos remite a los principios de vida, luz y amor. Sin la vida, el amor no podría manifestarse, y sin la luz no podría verse. El arcano nueve o EL ERMITAÑO es el conjunto que implica a esta coordinación perfecta de los elementos para la iluminación del SER. Es la sabiduría refractándose en lo material, sabiduría que se envuelve en el manto de lo sencillo de toda verdad, alumbrando sin estridencias, verdad dada a conocer solamente a los puros de intención. Esta lámina viene después de la denominada LA JUSTICIA, pues sólo cuando uno se encauza a sí mismo y se ve a sí mismo, puede hacer justicia con respecto a los demás; el Ermitaño es nuestro lado más curativo, es esta lámina la que nos ayudará a llegar a los estados idóneos de soledad sin problemas depresivos. Meditar en esta lámina nos remite a la verdad profunda que vive alojada en nuestro interior, al germen del pensamiento. Ella representa al principio primordial del elemento del fuego, que en la mano del sanador es la calma. Simboliza esta lámina la luz del inconsciente envuelta en manto de la mente consciente. Está en el Árbol de la Vida uniendo el sendero que va desde CHESED a TIPHARET, diciéndonos que el observar la belleza nos hará tener misericordia, y viceversa. Meditemos en ella para iluminar el camino de nuestra vida, apoyándonos en el bastón de la sabiduría interna que todos tenemos, conectándonos con todo desde la magnanimidad y el contento, usando del manto de la discreción cuando nuestra agudeza mental nos haga ver al desnudo delante nuestro al prójimo tal cual éste es. Al meditarIa, esta carta nos comunicará el enorme valor de la prudencia, virtud sin la cual todo buscador corre riesgos innecesarios, o como decía el sabio: «No por mucho madrugar amanece más temprano.» Todo buscador de la verdad debe pasar por los distintos estados que le han de ayudar a encontrarIa, pero ésta, como todas las búsquedas, tiene sus reglas, y una de las más valiosas es: «No hacer a los demás lo que a ti mismo jamás te harias.»

APLICACIONES DE EL ERMITAÑO

Esta lámina representa al mito de Diógenes, quien buscaba con su lámpara al hombre perfecto. En el plano mental, la lámina denominada El Ermitaño representa a un ser sabio, y por sabio y prudente me refiero a quién ha desvelado los misterios mayores y ahora va a servir como guía e instructor de otros. Cuando esta lámina nos llama la atención en una meditación global con el Tarot, es indicio de que nuestro subconsciente se está abriendo a nuevas-viejas sabidurías. Se dice que el Tarot encierra todo lo que es posible conocer por el ser humano con respecto al mundo visible e invisible, y que cada lámina representa una parte de ese conocer en el supremo instante en que, tomando forma objetiva, lo oculto puede ser revelado. En el plano físico, deberemos usarla para subir la presión arterial, pues es una de las láminas del Tarot más energéticas. Junto a la lámina número quince, denominada el Diablo, aliviaremos los problemas de cirrosis o hepatitis víricas y, con ambos, junto con la denominada EL CARRO, solventaremos problemas de bazo, y páncreas. Además, debemos meditar en ella si queremos conseguir que nuestras dificultades nos las trate un buen médico.
 
FÓRMULA MEDITATIVA CON LA JUSTICIA

En la lámina, LA FÓRMULA MEDITATIVA es sólo una: CONTEMPLACIÓN, pues el solo hecho de meditar en ella te hará alcanzar el equilibrio y la salud en todos los planos. En los niveles físicos resulta siempre de gran ayuda utilizar esta lámina junto a las demás, así que éste es el consejo: une el ermitaño a la lámina elegida siempre que sean problemas de salud física o psíquica y obtendrás excelentes resultados, sobre todo en los casos de reúmas y fatigas o problemas de piel, así como en taquicárdias, en los problemas renales de asma y bronquitis. A estas alturas ya te habrás dado cuenta que el estudio de cualquier Tarot se encierra sobre todo en tres planos o conceptos, que van a compendiar la idea del acto, el cual estará representado por los elementos que componen la lámina y por un atributo global que nos explicará la acción de concepto en esos tres planos de manifestación. Cada arcano encierra en sus dibujos la idea en acto; posee además un signo astral o planetario que nos representa el momento cósmico en el que el proceso obtendrá vital importancia; también las correspondencias numerológicas pos comunicarán secretos, y desde luego su posición en el Arbol de la Vida cabalístico y su letra hebrea nos abren también un mundo de secretos a descubrir. Los colores óptimos de esta lámina son el turquesa o el verde. Debemos meditar en esta lámina cuando seamos presa de las envidias o críticas ajenas, para poder olvidadas y perdonadas. El don del perdón, es lo que tenemos concedido de antemano por la divinidad, y si Él nos perdona, cómo no hacerlo nosotros. La música idónea sería la de flautas de Pan.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Tarot Terapia: El Ermitaño Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot