728x90 AdSpace

Latest News
28 ago. 2012

Tarot Terapia: La Estrella

Jesús dijo: «Todos vosotros sois hijos de luz e hijos del Sol, por tanto, velad y sed sobrios; la lámpara del cuerpo debe estar limpia y preparada, pues la luz llega cuando menos se espera.»

Hay una diferencia entre la luz externa y la interna; en esta lámina podemos ver a ambas reunidas, ya que ella representa la verdad absoluta que jamás se podrá atisbar con los ojos de la carne y que sólo el ojo del corazón podrá ver. Dios implantó su luz dentro de nosotros cual una semilla, nuestra labor es regarla (el alimento es útil y necesario, pero no todo lo que comemos es siempre adecuado), darle aire (respirar adecuadamente está comprobado que nos da claridad mental), calor y vida sana (cada día el ser humano tiende más hacia lo natural, si te das cuenta hay un espléndido retorno hacia el campo y la vida sana que ello implica). Esa semilla de Dios crece a medida que vencemos nuestra naturaleza inferior; la lucha de opuestos no es más que el miedo a amar; por ello, a medida que la semilla crece por sus hechos se sabe cuál es el árbol del que viene. La Esperanza o LA ESTRELLA, lámina diecisiete, viene a continuación de la Torre como sinónimo de que una vez encontrada la verdad de uno mismo, esa verdad jamás nos abandonará. Esta lámina nos puede ayudar, sobre todo, a alcanzar la eterna renovación de las cosas en el acto de transmutar los elementos primordiales; ella representa la «Iluminación del Conocimiento» por medio de la evidencia de la prueba. Su axioma sería: «Unos piden señales para creer y otros piden sabiduría para obrar, mas el corazón esperanzado permanece en la fe verdadera y ahí todo lo posee.» A lo largo de trece años de prácticas curativas con la imposición de manos siempre he dado gracias antes de saber qué iba a ocurrir con el paciente, sabiendo que lo que ocurriese era lo que Dios quería y su voluntad era lo importante a seguir; claro que a veces esto no lo entendían aquellos que no se curaban del todo; yo sí, yo sabía que Dios es muy justo y da a cada cual lo que debe recibir. Pero observemos en lo alto de la lámina a las pléyades, y abajo una figura desnuda; la estrella central con sus ocho rayos simboliza el doble cuaternario, principio de materia y espíritu; como es arriba es abajo. El personaje central desnudo muestra el principio de toda armonía: no revestirse de ninguna sustancia ajena al YO; la rodilla en tierra nos conecta y precisa la humildad a la que hay que estar dispuestos para recibir la VERDAD. Su desnudez implica ver las cosas tal cual son, empezando por el sí mismo. En el plano psíquico nos puede ayudar a recibir mensajes internos de una elevada sensibilidad e intuición natural. Esta lámina nos comunicará sobre todo con las corrientes cósmicas a las que deberemos de prestar atención, unificando nuestros actos con nuestras palabras. Es la lámina meditativa, sobre todo para los astrólogos y videntes, y de todos los que nos dedicamos al crecimiento evolutivo de nosotros mismos y de los demás. Su meditación diaria potencia el conocimiento más allá de las palabras.
 
APLICACIONES DE LA ESTRELLA

En el plano mental esta lámina, junto con la del HIEROFANTE, podemos utilizarla para propiciarnos un trabajo acorde con nosotros mismos. Favorece al arte de la intuición creativa. Nuestra mente es como el pajarillo que observamos en la lámina posado en las ramas, capaz de volar pero también necesitado de la quietud y el reposo; el azar no existe, y como bien dice El Kybalión: «Azar es el nombre que le damos a lo desconocido.» Nuestra vida dejará de ser azárica cuando, penetrando la verdad, participemos de ella con absoluta consciencia. Todo buen meditador sabe que hay facetas de nosotros por las que debemos transitar antes de conseguir el Punto de quietud; primero, aprender a desaprender; luego, concentrarse sin esfuerzo, y desde luego siempre respirar, respirar, sólo respirar conscientemente, respirar … La Madre Tierra es a quien representa esta lámina, el eterno femenino; los dos jarros son las dos corrientes o energías que en ella todo lo circundan y penetran; las estrellas son símbolos de la unión del arriba y el abajo, queriendo decirnos que nada sucede en un punto que no trastoque a todo el resto tarde o temprano. Las leyendas antiguas entroncan a esta lámina con la estrella de Oriente, quien llevó a los magos al pesebre junto al Niño Dios; por esto, meditar en ella nos dará sobre todo buenos Regalos Sorpresa, todos ellos muy positivos. Meditar en esta lámina despertará en todos vosotros la conexión con el inconsciente colectivo; la música a emplear puede ser la de Neuronium o el tema Así hablaba Zaratustra, o la música de la película El pequeño Buda titulada «Aceptación». Esta lámina cuando aparece espontáneamente en meditación nos recuerda el haber sido trovadores en la Edad Media o en la época dorada de la humanidad, habiendo sido muy buenos y sinceros. En el plano físico podemos utilizar esta lámina para aliviar la congestión de las corrientes nerviosas, limpiar las mucosidades internas de boca y órganos internos, para las varices y enfermedades de los huesos y músculos, en el hipertiroidismo, en los problemas de celulitis y frigidez femenina, cuando hay una salud delicada, y sobre todo en los problemas de las cuerdas vocales o de rinofaringitis. Esta lámina además es mágica y trascendente, pues ella representa a la eterna juventud; podemos usarla entonces para conseguir la constante renovación celular de un modo sumamente regenerativo; es la acción dentro de la no acción.
 
FÓRMULA MEDITATIVA CON LA ESTRELLA

De nuevo, necesitarás de la soledad y de la comodidad de tu espacio personal, en el que habrás instalado en su centro la lámina LA ESTRELLA. Cogerás un cuenco de barro, en el que pondrás la mezcla de tres hierbas: ruda, salvia y laurel; lo rociarás con alcohol de quemar y pondrás cerillas alIado, procurando que nada quede en peligro de ser quemado a su alrededor. Luego, te darás una ducha y secarás el cuerpo con tus propias manos, sacudiendo el agua hacia abajo y secando con toalla sólo los cabellos (en caso de ser invierno, caldea la habitación). Totalmente desnudo/a, prenderás las hierbas y, arrodillándote a una distancia prudencial, tratarás de llevar con tus manos hacia ti los fluidos que salgan de las llamas, tocando con las puntas de tus dedos todos juntos los puntos de entrada energética, o chakras, y frotándolos primero en el sentido contrario al de las horas y luego en el del horario, mientras en la mente visualizas su-color óptimo (los cuales te adjuntamos en el resumen final). Irás removiendo de vez en cuando las hierbas para que éstas se quemen bien. Cuando estén bien quemadas, se apagarán por sí solas y echarán más humo, cosa que aprovecharás para llevado con ambas manos hacia ti con la intención de limpiarte con él. Después, una vez hecho esto, te cubrirás con algo blanco y, desde la mente, te imaginarás que los colores de cada uno de todos tus chakras se ponen en movimiento girando en el sentido horario por la parte delantera para empujar así a que los posibles restos de energía densa vayan atravesando todo el espacio ovoidal, saliendo por su finalización en la espalda. Acompañamos todo esto de una respiración YANG, o sea, rápida al inspirar y lenta al espirar, varias veces, y también haremos respiración YIN, es decir, lenta al inspirar y rápida al expulsar el aire. Una vez hecho esto, te pones de pie y, desde la mente, sentirás cómo de nuevo los colores óptimos del arco iris giran dentro de tus centros energéticos, y los «verás» esta vez ascender por el canal central de tu columna vertebral, los siete por separado, como un arco iris interno que saldrá por lo alto de la cabeza como siete fuentes de luz y color que te van a rodear y envolver sintiendo cómo los colores giran a tu alrededor, los cálidos en el sentído horario y los fríos en el contrario, viéndote desde la mente envuelto en su abrazo. Luego, tomarás en tus manos la lámina número diecisiete y cantarás el «OM» siete veces, mientras tu mirada descansará en el conjunto de toda la lámina. Un modo, también sencillo como el anteriormente indicado para mejorar nuestro caudal energético, sería enviar todos los días al planeta y sus habitantes deseos de paz y armonía y luego hacer que nuestros actos fuesen consecuentes con nuestros deseos, ya que el papel que desempeñan las energías en el proceso evolutivo es muy importante. Nuestro deber primordial es conseguir emitir ondas de energía cada vez más puras, y para conseguido tenemos que disciplinamos Y conocernos; además, es, necesario conocer la manera correcta de mover estas energías; con las laminas denominadas ARCANOS MAYORES de El Tarot de Marsella llegarás a saber activar los diferentes grados de tu intensidad, impulso, vibración y tono, desarrollándolos y aunándolos de manera armónica. Debemos empezar por conocer nuestro propio cuerpo físico y la energía que lo mueve, para luego ir a otros cuerpos y energías y por favor, no creas que ya no tienes tiempo de cambiar. Yo te amo, hermano buscador, y te quiero libre. Busca en tu interior, rectifica todo lo que sientas que debe ser modificado y sé feliz tal cual Dios te ha creado: PLENO DE ÉL.
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Tarot Terapia: La Estrella Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot