BREAKING NEWS

5 nov. 2012

Ritual de los anillos para protegerse de la infidelidad

En el Antiguo Testamento se relata la costumbre de pedir la mano de la novia ofrendándole un anillo, lo cual simbolizaba la intención de contraer matrimonio. Este sentido del uso del anillo fue confirmado en el siglo IX por el papa Nicolás I.
En Roma, los anillos tenían un significado de pertenencia, de esclavitud, y generalmente eran colocados en el dedo a las esclavas favoritas.
A través de los siglos se ha entendido que los anillos que se regalan los amantes son símbolos de fidelidad, por lo que este ritual de los anillos podrá hacerse toda vez que se sospeche que la pareja está siendo infiel. A la vez que afianza el vínculo, aleja las tentaciones y motiva al oficiante para que se comporte de la manera más adecuada a fin de reconquistar a la persona amada.

Materiales:
Dos anillos lisos
Un trozo de gasa o seda rojo, de unos 25 x 25 cm
Un cordón rojo
Una manzana roja
Una piedra roja
Una vara o cono de incienso de jazmín
Una caja de fósforos de madera

La ceremonia deberá hacerse de noche, en viernes, día de Venus. Si no tenemos anillos, podrán usarse arandelas de metal que quepan en el dedo anular del oficiante.

Procedimiento:
• Encender el incienso de jazmín y poner junto al incienso la manzana.
• Juntar los dos anillos y dar en ellos tantas vueltas con el cordón como permita su largo mientras se medita acerca de los aspectos negativos de la relación, de los errores que se hayan podido cometer, y diciéndose mentalmente ante cada uno de ellos la frase «No lo haré más»; obviamente con la intención de no volver a tener esas actitudes. Envolver en el paño rojo los anillos y la piedra. Acercar el paquete al humo del incienso al tiempo que se recita la oración.

Oración
Ángel Samael: tú que destacas en la corte celestial
por reconocidas virtudes,
te pido me ayudes a mejorar mi carácter,
me enseñes el valor de la paciencia,
me transmitas el don de la humildad
y me guíes en este difícil momento.
Quiero brillar ante los ojos de (…) y que mi luz le atraiga.
En tus manos me encomiendo.
Así sea.

El Ángel Samael representa la victoria sobre la adversidad. Con este ruego se pide ser cada día mejor y eliminar los propios defectos para atraer así a la persona amada.

Cuando se consuma el incienso, llevar la manzana a un lugar que quede a no menos de siete manzanas de la casa de la persona amada. De ser posible, arrojarla a un río o a un lugar donde corra agua y si no se pudiera hacer, dejarla en el cruce de dos caminos o calles. Al hacerlo, recitar oración.

Oración
Aquí dejo la tentación,
lejos de mi amado,
para que su hechizo no le alcance.
Que alguien la recoja, se la quede
y con ella sea feliz.

En cualquier relación de pareja se cometen muchos errores que, por pequeños que sean, deterioran el vínculo y dan lugar a situaciones desagradables. Es importante hacer un examen de conciencia para comprender qué cosas irritan a la persona amada y qué conductas conviene modificar para poder tener una pareja más segura y feliz.

Share this:

2 comentarios :

  1. Holaa,muchas gracias por el ritual y por todo lo que nos aportas con tu sabiduria,gracias por compartir.
    Tengo una duda, la piedra roja donde la consigo? es una piedra de tonalidades marron rojizo de cualquier sitio,como por ejemplo de un camino o deveria ser una piedra semipreciosa tipo mineral? gracias espero me resuelvas la duda

    ResponderEliminar
  2. La piedra debe ser semi preciosa como un jaspe por ejemplo

    ResponderEliminar

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

 
Back To Top
Distributed By Blogger Templates | Designed By OddThemes