728x90 AdSpace

Latest News
16 abr. 2009

Tarot Marsella: El Diablo

El Diablo, príncipe de la materia, está representado bajo el terrorífico aspecto del Baphomet templario: cabeza y patas de cabra, ijares velludos, senos femeninos. En sus colores, el amarillo de las patas, el azul de los ijares, el rojo del pecho y el blanco de la cabeza, aluden a los cuatro elementos que constituyen el cosmos, Tierra, Agua, Aire y Fuego, y a sus espíritus elementales: fuerzas preciosas, de amplio alcance, pero no siempre fáciles de controlar y someter. Lo sostienen dos personajes, de distinta polaridad, uno yin y el otro yang, semihumanos como él, encadenados al pedestal desde la cima del cual él parece dominar, sonriendo triunfante, a hombres y acontecimientos. Son las pasiones que aprisionan al hombre, reduciéndolo casi al animal. El Diablo es el arcano de la atadura, de las cadenas sofocantes, que deben romperse con un supremo acto de coraje y una voluntad firme, capaz de actuar en el instinto. En efecto, en el cosmos también el desorden está limitado por el orden y a este debe subordinarse.

El decimoquinto arcano se relaciona con la letra hebrea samech, en la que algunos estudiosos reconocen la forma utilizada por el Ouroboros, la serpiente que se muerde la cola, símbolo del eterno devenir, en los ciclos alternados de muerte-renacimiento.

En la misma óptica iniciática, al espectro cornudo le corresponden las antiguas divinidades paganas, endemoniadas, para vencerlas, por la cultura cristiana dominante. Es el caso del dios cornudo de los celtas, Cerumno, del griego Tifón, así como de Zervan, el genio del mal en la religión mitraica, el cual, sorprendentemente, además de los cuernos tiene un rostro de león dibujado en el pecho, idéntico al que lleva el Diablo en el arcano. La connotación fuertemente negativa del arcano, menos drástica invertido que derecho, proviene de la mentalidad sexófoba de la época que lo generó. En efecto, la carta se relaciona con todos aquellos elementos vividos hoy con cierta libertad, como la sexualidad, la ambición y el deseo de poder.

SIGNIFICADOS EN POSITIVO

Aunque desde un punto de vista particular, el arcano -menos radical invertido que derecho porque la inversión atenúa sus negativos significados- demuestra que el diablo no es tan negativo como parece. En efecto, es la carta de la energía psíquica, del magnetismo, de los poderes mágicos e hipnóticos, que permiten influir en los demás y vencer al destino. El consultante explota en su beneficio la atracción que es consciente de ejercer en los más débiles, sacando de las fuerzas oscuras de la psique la elocuencia y el carisma, así como los poderes telepáticos y ocultos. Entonces, con la complicidad de lo sobrenatural, todo parece hacerse posible: acontecimientos inesperados y misteriosos, bruscos cambios de la situación, imprevistos que atrapar al vuelo. Aunque las fuerzas del adversario parezcan conspirar contra los proyectos, cuanto más se atreva y más fuerte sea el riesgo, mejor irán las cosas. En efecto, cuando el Diablo sale en el juego, no es momento de extenderse en valoraciones de tipo moral. Un brillante éxito, una meta irreversible, de la que el consultante podría incluso arrepentirse en el futuro, podrá ser aferrado incluso con métodos no demasiado ortodoxos, con la condición de que un fortísimo deseo, largamente cultivado, y una voluntad de hierro actúen como propulsores. Se tratará en cualquier caso de un momento verdaderamente importante de la vida, vivido con gran participación, pasionalidad y auténticos golpes de genio. Ello le permitirá vencer obstáculos considerados invencibles y liberarse de relaciones y situaciones que se han vuelto sofocantes. El arma vencedora es la temeridad, la audacia, el gusto de desafiar al destino y el desprecio del peligro, siempre presente en este arcano.

PLANO AFECTIVO:
Encuentros nuevos y emocionantes, relaciones extraconyugales muy intensas pero basadas únicamente en el placer. Fascinación, pasión, atracción fortísima, sexualidad intensa fuera de los esquemas comunes. Puede obtenerse una conquista amorosa gracias al dinero o al prestigio más que al afecto. No debe excluirse la liberación de un vínculo ya indeseado que el consultante no tenía valor para romper.

PLANO PROFESIONAL:
Voluntad indómita, idoneidad para hacer carrera, capacidades universalmente reconocidas. Un gran éxito obtenido en el ámbito financiero, quirúrgico o militar.

PLANO ECONOMICO:
Adelante con todo lo que hace referencia a inversiones, negocios y dinero, siempre utilizado como instrumento de poder y conquista. Esfuerzos dirigidos a alcanzar el bienestar material, un considerable aumento de sueldo, éxito. Riqueza, lujo, con una pizca de exageración y codicia.

PLANO FISICO:
Plena forma física, energía sexual incluso desbordante, protección frente a la enfermedad. Longevidad, un buen parto, un útil recurso a la cirugía.

PERSONAS:
Un individuo enérgico y magnético, dotado de carisma o de poderes mágicos, un mago, un brujo, un aventurero, un amante fogoso. O en el plano profesional, un industrial, un cirujano, un dentista, un ginecólogo, un herrero, un militar, un carnicero, un cronista de sucesos.

EN SINTESIS: significados en positivo
- Instinto, carisma, magnetismo, atracción, pasión, elocuencia, voluntad intensa, liberación, alivio, riesgo, azar; audacia.
- Predestinación, fuerza misteriosa, energía psíquica, poderes ocultos, experiencias sobrenaturales.
- Acontecimientos inesperados, ocasión que debe atraparse al vuele, éxito con medios poco ortodoxos, lujo, riqueza, éxitos en el ámbito médico-quirúrgico, deseos realizados, obstáculos superados, necesidad de aceptar el destino.
- Relaciones intensas, nuevos encuentros, liberación de vínculos indeseados.
- Fuerza física, protección frente a las enfermedades, buen parto o intervención con buenos resultados.

EL CONSEJO DEL ARCANO: no subestime los peligros y controle las trampas; no ceda a las lisonjas y no se deje arrastrar por los demás.

SIGNIFICADOS EN NEGATIVO

La situación actual, cargada de negatividad, peligros y cambios ajenos a la voluntad del consultante, tiene sus raíces en decisiones y actitudes del pasado.

También en este caso, el mal actúa de dos maneras distintas. Por defecto, nos encontramos con debilidad, carencias energéticas, inconstancia, discontinuidad, pereza, dependencia de los demás, miedo a las responsabilidades y a lo desconocido. Mientras que por exceso tenemos una acumulación de fuerzas demasiado potentes para no ser destructivas. Es el triunfo del mal, la fatalidad que domina los acontecimientos y trastorna, como un río cuando crece, la existencia hasta ahora tranquila del consultante.

Anuncia perturbaciones, devastaciones, una auténtica inversión de la situación, excesos, desequilibrios, absoluta falta de regias, sobre todo en el campo sexual, donde reina la perversión. Grandes obstáculos obstruyen el camino en un período particularmente negro, lleno de desgracias, peligros y complicaciones de todo tipo. Malas acciones, influencias negativas ejercidas en los demás, abuso de confianza y de poder, fraudes, daños, intrigas, mentiras en perjuicio de los más débiles y desprovistos.

El consultante, carente de principios y presa de la ambición, del egoísmo y de la codicia, no siente escrúpulos al sostener sus propios intereses contra todos, con espíritu tiránico y soberbio. A la orden del día están, en este caso, las contradicciones, las tensiones, las disputas y las venganzas llevadas a cabo con furor destructivo.
Sin embargo, la mayoría de las veces este instinto de destrucción se dirige únicamente contra uno mismo, por rebeldía, masoquismo e instancias autopunitivas.
Entonces el consultante o la persona para la cual se hace el juego cae presa de vicios y tentaciones peligrosas -los juegos de azar, el alcohol y la droga- que son causa de su ruina.

No debe subestimarse el riesgo de caídas físicas y morales, traumas, regresión psíquica, involución del destino. Un error irreversible, un paso en falso del que inevitablemente deberemos arrepentimos. Y, además, dada la falta de control de las energías mentales, hay una tendencia a las prácticas de magia negra, la brujería y las maldiciones. En el plano social, el arcano del Diablo corresponde a la rebelión, a la insurrección, a la lucha abierta y fanática, a los atentados terroristas, a los enfrentamientos armados; o en el sentido opuesto, a la subordinación a un tirano, a la explotación, a las persecuciones masivas. Y también se asocia con la contaminación, los venenos, los contagios y los virus.

PLANO AFECTIVO:
Un amor venal, traiciones, mentiras, aventuras extraconyugales acompañadas de unos paradójicos celos con respecto a la pareja. Un embarazo indeseado, causa de desacuerdo. Abuso de poder, sadomasoquismo, separación definitiva.

PLANO PROFESIONAL:
Críticas despiadadas, fracaso, enemistad en el ambiente profesional, competencia desenfrenada con colegas y compañeros de estudios. Apoyos prometidos que nunca llegan.

PLANO ECONOMICO:
Estafas, fraudes, propuestas dudosas, préstamos arriesgados, especulaciones aventuradas o poco claras. Usura, socios poco honrados.

PLANO FISICO:
Recrudecimiento y complicación de una enfermedad. Una alimentación incorrecta y la incapacidad de autorregularse se convierten en causa de malestares, intoxicaciones y erupciones cutáneas. Accidentes, virus, droga, venenos, alergias por contaminación. Bloqueos energéticos peligrosos, desequilibrios nerviosos, tensión, agotamiento, manías persecutorias. Dificultades de tipo sexual y hormonal, impotencia, aborto, embarazo difícil, envejecimiento precoz. Enfermedades renales, genitales, hepáticas, y del estómago, la nariz, la cabeza y los músculos; fiebres, inflamaciones, quemaduras, heridas. Anemia, obesidad, tumores.

PERSONAS:
Un enemigo, un tirano, un personaje hostil, violento, egoísta y sin escrúpulos; un socio poco honrado, un adversario, un seductor atrayente pero negativo para la consultante. Un ser querido que ha emprendido un camino equivocado.

EN SINTESIS: significados en negativo
- Arrogancia, pereza, superficialidad, codicia, maldad, violencia, sadismo, fanatismo.
- Excesos, desequilibrios. Abuso del poder, estafa, mentira, explotación, tiranía.
- Disputas, venganza, destrucción, vicio, juegos de azar, tentaciones.
- Errores, peligros, obstáculos, perturbación, complicaciones, insurrección, conflictos.
- Amor venal, traición, celos, embarazo indeseado.
- Periodo difícil, criticas, fracasos, prestamos arriesgados, usura.
- Enemigo, seductor, tirano.
- Recrudecimiento de enfermedad, accidente, virus, droga, impotencia, aborto, fiebre, heridas, enfermedades de los genitales, locura.
- Magia negra.

EL CONSEJO DEL ARCANO: desconfíe de todo y de todos. La situación es extremadamente crítica. No puede contar sólo con sus fuerzas.

TIEMPO:
Otoño; martes. Signos zodiacales de Escorpio y Capricornio.

LUGARES:
Quirófanos, fundiciones, mataderos, arsenales. Trincheras, campos de batalla.

DURACIÓN DE LA PREVISIÓN:
Actúa en dos o tres meses, pero sigue influyendo durante cinco o seis.


Fuentes: El Lenguaje Secreto del Tarot de Laura Tuan; Editorial de Vecchi
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

1 comentarios:

  1. Es interesante que en la descripción de esta carta den espacio a su significado referente a las energías síquicas y situaciones sobrenaturales. No es muy común encontrar interpretaciones que rescaten este aspecto, ya que siempre están centrados en lo caótico de esta carta. Me parece que esta carta ha sido estigmatizada, impidiendo generalmente una profundización seria sobre su significado más esencial. Me gustaron mucho las interpretaciones. Gracias.

    ResponderEliminar

Me reservo el derecho de eliminar cualquier comentario que no cumpla con las normas:
*No publicitar otros sitios webs/blogs/foros.
*No publicar mensajes de tipos "cadenas"
*Ser respetuoso/a con la gente que comenta, con el blog y conmigo misma.
*Escritura clara y no como un SMS.
*No repetir preguntas ya resueltas en otros comentarios o dudas que estén explicadas en el post o en el blog de manera preferente (barra lateral derecha).

Item Reviewed: Tarot Marsella: El Diablo Rating: 5 Reviewed By: Luna Tarot